Lecturas funerarias para ceremonias civiles

lectura-funeral-civil-zaragoza
Cada persona es única y la despedida, por supuesto, también ha de serlo. Todos los detalles son importantes cuando se trata de rendir homenaje a la vida del fallecido. Cuando nos enfrentamos a un momento tan difícil como este, queremos rendir el mejor homenaje posible a nuestro ser querido, y por ello, muchas veces surgen dudas como por ejemplo: ¿qué lectura funeraria elijo para leer en una despedida laica? Desde dHumana, te ayudamos y asesoramos sobre las lecturas para funerales civiles y laicos en Zaragoza, música para la ceremonia, organización del velatorio…

Las despedidas laicas que organizamos son unas ceremonias realizadas totalmente a medida y adaptadas a los deseos y a la personalidad del fallecido y con un texto elaborado por el oficiante según los criterios de la familia y amigos. La lectura en un funeral civil es una de las partes más importantes y emocionantes de la despedida laica del fallecido, por eso hay que saber qué texto vamos a leer durante el homenaje. Elegir un texto que era muy especial para la persona fallecida o incluso alguno escrito por ella, es una buena opción para leer durante un homenaje laico.

Poemas para funerales civiles

Otra buena idea para leer en un funeral civil es crear un texto  con un matiz filosófico que haga pensar a los presentes sobre la vida del fallecido, incluyendo citas de autores y pensadores destacados. Aunque leer un poema en una despedida laica siempre es una buena opción que hará de la despedida un momento único e inolvidable. Un ejemplo de poema para funeral civil es ‘Todo dice que sí’ de Pedro Salinas:

 

Todo dice que sí.
Sí del cielo, lo azul,
y sí, lo azul del mar;
mares, cielos, azules
con espumas y brisas,
júbilos monosílabos
repiten sin parar.
Un sí contesta sí
a otro sí. Grandes diálogos
repetidos se oyen
por encima del mar
de mundo a mundo: sí.

Se leen por el aire
largos síes, relámpagos
de plumas de cigüeña,
tan de nieve, que caen,
copo a copo, cubriendo
la tierra de un enorme,
blanco sí. Es el gran día.
Podemos acercarnos
hoy a lo que no habla:
a la peña, al amor,
al hueso tras la frente:
son esclavos del sí.
Es la sola palabra
que hoy les concede el mundo.

Alma, pronto, a pedir,
a aprovechar la máxima
locura momentánea,
a pedir esas cosas
imposibles, pedidas,
calladas, tantas veces,
tanto tiempo, y que hoy
pediremos a gritos.
Seguros por un día
hoy, nada más que hoy
de que los no eran falsos,
apariencias, retrasos,
cortezas inocentes.
Y que estaba detrás,
despacio, madurándose,
al compás de este ansia
que lo pedía en vano,
la gran delicia: el sí.

 

Otra buena opción para leer en una ceremonia laica es este poema de Kavafis, titulado ‘Ítaca’:

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.

 

En dHumana preparamos ceremonias para un funeral civil en Zaragoza y además también ofrecemos otros servicios para recordar al fallecido, como por ejemplo: celebraciones de aniversarios, conmemoraciones, homenajes privados, actos públicos… Nuestro objetivo es conseguir que cada despedida sea única y adaptada  a la personalidad del fallecido.

Autor de la imagen: http://www.freepik.es/foto-gratis/libro-pasando-paginas_908463.htm">Diseñado por Freepi/a>